Calidad Ambiental Interior

El sistema de ventilación fue diseñado para mejorar en un 30% los caudales de ventilación mínimos. Esto se refleja directamente en una mejor calidad de aire y un edificio más saludable para habitar.  

El edificio, junto con su sistema de aire acondicionado, fueron diseñados para atender las necesidades térmicas de cada ocupante y de esta manera mejorar el confort general y el desempeño energético del sistema.  

El edificio cuenta con más del 95% del área regularmente ocupada con iluminación natural y más del 90% de la misma área con vistas al exterior.  Estos dos elementos generan un mejor desempeño energético al ahorrar en iluminación artificial y las vistas al exterior ofrecen un espacio de mayor calidad ambiental.